Las flores son las protagonistas en la Feria 2015

Quedan escasos dos días para que pisemos otro año más el albero del Recinto Ferial Alcalde Antonio Delgado. Escasos días para terminar de preparar todos los accesorios del traje de flamenca, que este año vienen con nuevas tendencias.

La prenda estrella de este año es la tiara, que desde el verano pasado ha estado pegando fuerte en todo tipo de celebraciones. Para la diseñadora Patricia Vergara, lo que más vamos a ver en estos días son las tiaras de claveles y los ramilletes de distintas flores, ya sea los claveles, hortensias, rosas, orquídeas y geranios.

Acompañando a las flores de colores alegres y con gran contraste entre ellas, van los peinecillos. La tendencia es utilizar muchos y no necesariamente del mismo modelo. El color estrella es el dorado. Aunque también, hay flamencas que prefieren llevar el peinecillo a conjunto con el traje de flamenca, así los peinecillos forrados con la tela del traje también van a ser muy utilizados.

Los pendientes son la pieza que más cambia a lo largo de toda la historia de la moda flamenca. Siempre se parte del básico aro de flamenca o de la lágrima, pero cada año se renueva adquiriendo las nuevas propuestas, como la lágrima combinada con flores o piedras.

La flor en el pendiente ya empieza a verse como un básico. Patricia Vergara utilizó en el año 2014 pequeñas flores que colgaban del aro. Sin embargo, este año, ha innovado y renovado los aretes de flamenca utilizando hortensias. Al igual que el aro se renueva, también lo hacen las argollas de flamenca clásicas. En este caso, en lugar de una, se llevan dos, dando textura y tamaño al pendiente a través del contraste de forma y color.

Por otro lado, los flecos son la novedad atrevida del 2015. Se acompañan de detalles de hojas doradas o con lentejuelas. Las hojas doradas también se utilizan en los peinecillos. Al igual que las tiaras, los motivos de hojas llevan utilizándose desde este verano y parece que no se van a ir por un tiempo.

Y como pasa siempre en moda, hay cosas que llegan del pasado. Ahora, regresan los pendientes de botón, tipo años 80. Esos pendientes de pellizco de nuestras madres, grandes y dorados. Estos pendientes regresan acompañados.

Como vemos, la flamenca cada vez elige accesorios que hacen de ella una flamenca elegante, nada que ver con las tendencias pasadas. Cada año, a la flamenca le gusta más arreglarse y utilizar el traje de flamenca como vestido de fiesta.

Por eso, el nuevo accesorio de este año son los cinturones. Cinturones de flores o de flecos, metalizados o de tela. Lo importante, es ir guapa y llamar la atención sobre el traje.

Lo que no es nuevo son los mantoncillos. Se seguirá llevando el enrejado, pero los colores lisos han pasado de moda. Los mantones estampados y con textura es la apuesta de este año.

De los accesorios pasamos a los trajes de flamenca. Hay una evolución del color, pasamos de los colores pasteles a los colores alegres y vivos. El rojo y el amarillo vienen pisando fuerte y quitando protagonismo al buganvilla que tanto hemos visto en las pasadas ferias. También volveremos a ver un color que había desaparecido por completo, el naranja. Es un color alegre con el que pocas se atreven.

La diseñadora Carmen Latorre, pregonera de nuestra Feria de Abril de 2014, lleva vistiendo a las flamencas maireneras desde hace 25 años, aunque no sólo trabaja este sector.

Este año, esta diseñadora ha creado la colección Susurros de Abril. En ella, podemos ver varios modelos de traje de flamenca. Se siguen llevando los volantes de toda la vida, ya sean pequeños, grandes, en cantidad o llevando los justos y necesarios.

También veremos mucho por las calles del recinto ferial la versión rociera que se puso de moda hace unos años, el traje canastero. Este tipo de traje ha gustado mucho a las flamencas por su sencillez, versatilidad, poco peso y facilidad a la hora de llevar puesto.

Carmen Latorre utiliza en su colección estampados llenos de flores y mariposas, tejidos con mucha textura y el plumeti. Los detalles de encaje, los vivos y la utilización de diferentes telas y estampados hacen de esta colección, un desfile de trajes que llaman la atención.

Los rojos y los amarillos destacan. Pero se siguen llevando los tonos crudos y empolvados en los colores rosa y beig.

Además, se utilizan tanto tejidos mate como tejidos brillantes.

Sigue llamando la atención la yuxtaposición de tejidos que hacen que los volantes cobren vida.

La flamenca que Carmen Latorre diseña es siempre sensual. Se llevan los escotes de pico y los hombros estrechos para dar sinuosidad y femineidad a los hombros. Los trajes de flamenca, saben sacar la belleza natural de la mujer, siendo fiel reflejo de su personalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *