José Luis Rodríguez Ojeda recopila sus letras flamencas en un nuevo volumen con Anantes

Aunque en realidad le resulta difícil calcular cuántas composiciones para el flamenco salieron de su puño y letra, el profesor y poeta José Luis Rodríguez Ojeda acaba de compendiar en un nuevo volumen con editorial Anantes, de cuidada y artesana elaboración, una ingente cantidad de ellas. Bajo el título de ‘Casi todas mis letras para el Cante’, reúne una colección de rimas que han interpretado un total de 24 cantaores, entre ellos Calixto Sánchez, que fue asimismo el animador del proyecto. También incluye las cantadas por Manuel Castulo, Antonio Ortega o José Parrondo, pertenecientes a nuestro entorno más cercano.

No obstante, en el volumen no aparece toda la obra compositiva del autor con destino al cante, debido a los lógicos descartes por idoneidad o precocidad que aplicó entre sus criterios de selección. Aunque, en todo caso, la obra cumple con creces el pretendido objetivo de aglutinar un caudal de riqueza tanto estética como mensajística, que se hallaba dispersa entre numerosos discos que ni siquiera obraban en poder del poeta. Pero que, en definitiva, vienen a plasmar la evolución de un proceso compositivo lógico y natural, que abordando diversa temática ha ido creciendo con el paso de los años y la ayuda de una inspiración siempre alerta, como atenta a la variedad métrica idónea de cada palo.

El parón del coronavirus frustró la presentación del trabajo a lo largo de los pasados meses de marzo y abril, una actividad que ahora se retoma con citas importantes, lo cual no obsta para que no pocos usuarios de Internet ya hayan tenido ocasión de conocer su existencia a través del propio José Luis. Quien en relación con la misma asevera que obedece en buena lid también a la apertura de un paréntesis en su vida compositiva actual, con el aparcamiento eventual del formato lírico y personalista. Aunque, en todo caso “siempre a base de estructuras métricas clásicas y elementos poéticos conectados con la mejor lírica”, aclara el poeta.

Un producto, por otro lado, que vino precedido por el estímulo que supuso una lectura suya en la prestigiosa sala cultural sevillana de La Carbonería, donde se abrió paso la propuesta de los directivos de la editorial sevillana, que ahora culmina poniéndose a disposición del público, adornado con atractivos impagables en forma de ilustraciones del escultor y pintor mairenero Jesús Gavira, o la portada de tonalidad ocre reproduciendo una escena muy flamenca, perteneciente a una obra poco conocida del pintor y poeta de La Puebla de Cazalla Francisco Moreno Galván, que siendo propiedad de Calixto Sánchez, éste le ofreció como posible portada por su interés y realce, tras contar con los parabienes de la familia del autor.

Otro atractivo de “Casi todas mis letras para el Cante” se halla en el prólogo del flamencólogo José María Velázquez Gaztelu, que a través de su irrebatible doctorado subraya de la obra la riqueza y conexión que establece con las expresiones populares de Carmona y toda la comarca de Los Alcores, recogiendo buena muestra de ellas: frases sentenciosas y muestras de sabiduría popular que hoy parecen en retroceso. Unas reflexiones que halagan particularmente a Rodríguez Ojeda, quien no sólo las agradece sino que subraya el matiz de esta sensibilidad cultural mediterránea subyacente en las mismas, y que remiten en origen incluso a la Grecia clásica, entre otras culturas ribereñas del Mare Nostrum romano. O, al menos así es como el poeta manifiesta vivenciarlo cuando las transcribe al papel. Añadiendo al respecto que “por ello se trata de unas lecturas asequibles para cualquier tipo de lector, a cuya sensibilidad está comprobado que llegará, e incluso le podrá servir para iniciarse en la afición al flamenco”.

Así pues, ahora ya sólo resta retomar las presentaciones, entre cuyos lugares se prevén lugares tan emblemáticos como el palacio de los marqueses de La Algaba en la capital hispalense, siendo además deseo de José Luis Rodríguez Ojeda llevarla a lugares emblemáticos para su obra y concepción del flamenco, tales como Mairena del Alcor o La Puebla de Cazalla. Para lo cual contará con los artistas inicialmente previstos, caso de Edu Hidalgo y la guitarra de Eduardo Rebollar.

Un libro por secciones, incluyendo al toro
El volumen se halla estructurado en secciones atendiendo al criterio de los palos interpretados a través de las letras, si bien existen tres que se salen de esta norma. Uno, porque apela a la dificultad que entrañaba clasificarlos, y los otros dos por estar dedicados a sendos discos monográficos: “Retablo Flamenco de la Vida y Pasión de Jesús”, de Semana Santa; y el ejecutado por José Parrondo sobre tauromaquia, y titulado “Cantes Flamencos al toro y al toreo”.

Nota: Los interesados en la obra pueden adquirirla en el comercio librero tradicional, en la página de Internet de Editorial Anantes, o en Flamenco Vive.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *