450 municipios de Andalucía cerrados hasta el próximo 9 de noviembre

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este miércoles, al amparo del Real Decreto por el que el Gobierno de España declaró el domingo el Estado de Alarma en todo el país delegando el mando en los presidentes de las comunidades autónomas, el cierre perimetral de Andalucía desde la medianoche del jueves al viernes, 30 de octubre, y hasta el próximo 9 de noviembre, por lo que durante estos días nadie podrá entrar o salir de Andalucía si no es por una causa justificada.

Durante su intervención tras la reunión que ha tenido lugar del Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Andalucía, Moreno también ha anunciado el cierre perimetral de las provincias de Granada, Jaén y Sevilla, que se encuentran en el nivel 4 de alerta definido por el Gobierno lo que supone que, dentro de estas provincias, también queda limitada la movilidad entre todos sus municipios, en los que sólo se podrá entrar o salir con un motivo justificado.

«En total son 450 municipios andaluces los que van a quedar cerrados perimetralmente. En estos municipios viven 4,3 millones de andaluces, la mitad de nuestra población, que no podrá entrar y salir de sus localidades salvo causa justificada», ha agregado.

Otra de las medidas que va a adoptar el Gobierno andaluz es el mantenimiento de la limitación de la movilidad nocturna siendo el horario del «toque de queda» entre las once de la noche y las seis de la mañana, tal y como establece el decreto de Estado de Alarma. En este sentido, ha explicado que en coherencia con esta medida de «toque de queda», se establece el cierre de los establecimientos de hostelería a las diez y media de la noche.

Además, ha anunciado que a partir de la medianoche del jueves las reuniones en el ámbito público y privado quedarán limitadas a un máximo de seis personas, excepto aquellos grupos que sean convivientes, en los términos que establece el artículo 7 del decreto de Estado de Alarma.

Estas medidas se revisarán cada dos semanas a partir del 9 de noviembre, salvo incidencias de urgencia y ha aseverado que éstas ya han sido comunicadas a la delegada del Gobierno en Andalucía, al presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, así como a los líderes de los distintos grupos parlamentarios.

Objetivo: proteger la salud pública y la economía andaluza
Por otro lado, ha hecho hincapié en que todas las medidas se han adoptado con el asesoramiento de los expertos que componen el Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Andalucía, que se ha reunido horas antes de la comparecencia pública del presidente andaluz y que ha contado con la presencia del vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín; el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, y el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, entre otras autoridades.

Así, ha insistido en que en las decisiones tomadas este miércoles ha primado siempre el criterio técnico y científico, al mismo tiempo que el interés general de los andaluces. De este modo, ha asegurado que como presidente de todos los andaluces su principal obligación es proteger la vida y la salud de las personas y, en la medida de lo posible, la economía de Andalucía. Moreno ha declarado que, «sin una vacuna o un tratamiento eficaz contra el coronavirus, a día de hoy no hay otra forma de contener el virus más que limitando la movilidad y reforzando los servicios sanitarios».

Al hilo de esto último, ha manifestado que actualmente se están llevando a cabo más de 700 obras en centros sanitarios de toda Andalucía que deberán estar listas a finales de año, a la vez que se han reforzado las plantillas de sanitarios con cerca de 11.000 profesionales, «hasta el punto de que resulta muy difícil encontrar personal de medicina y enfermería para cubrir plazas». Por otra parte, ha afirmado que se han comprado un total de cinco millones de test de última generación para realizar cribados masivos a la población durante las próximas semanas. «Y, aun así, soy consciente de que todo ello no es suficiente», ha dicho.

Datos de la pandemia en Andalucía
El presidente de la Junta ha afirmado que el Gobierno andaluz se está enfrentando a decisiones difíciles y muy complicadas, que hay que adoptar con prontitud, pero también con rigor, con equilibrio y teniendo la máxima información posible. «La pandemia empieza a mostrar de nuevo su peor cara. Están por venir días, semanas y es posible que meses, duros y difíciles», ha añadido.

La situación en Andalucía no es tan extrema como en otras comunidades autónomas según datos los de la Cosejería de Salud, pero ha incidido en que ésta es muy seria y es que ha puntualizado que desde el inicio de la pandemia son ya 119.701 los andaluces que han sido diagnosticados por coronavirus y 2.402 los que han fallecido.

En esta línea, ha indicado que, en las últimas 24 horas, se han diagnosticado un total de 2.089 contagios y se han registrado 32 fallecidos, siendo la incidencia acumulada en los últimos 14 días en Andalucía de 396 casos por cada 100.000 habitantes. «Hoy, 28 de octubre, nuestros hospitales albergan a 2.312 personas ingresadas por la Covid-19, de las que 293 están en la UCI. Es exactamente la misma cifra de hospitalizados que teníamos el pasado día 4 de abril, en la primera ola de la pandemia, pero la diferencia es muy grande porque en aquel momento la curva de contagios y de ingresos ya comenzaba a bajar y, sin embargo, a día de hoy la curva no ha tocado techo y nadie sabe cuándo empezará a descender». En cuanto a las localidades de Mairena y El Viso del Alcor, en los últimos 14 días se han registrado 271 y 545 casos respectivamente.

Moreno ha subrayado que es más que probable que superemos el récord de hospitalizados de la primera ola y ha reiterado que la obligación del Gobierno andaluz es la de actuar y tomar decisiones para proteger la salud pública y hacerlo con prontitud y con rigor.

Finalmente, ha hecho un llamamiento a la precaución y a la responsabilidad individual y colectiva de todos los andaluces ante «la mayor amenaza para la salud pública» en un siglo y ante la situación de mayor riesgo para la economía andaluza desde que se inició el actual periodo democrático en España. «Redoblemos esa responsabilidad. Cumplamos las normas de distanciamiento, uso de mascarilla y protejámonos todo lo que podamos», ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *