Un agente de la Guardia Civil fuera de servicio auxilia a una mujer gravemente herida

Los hechos según indica el Ayuntamiento de Mairena, ocurrieron el pasado martes 19 de octubre cuando un Guardia Civil fuera de servicio interviene en el auxilio de una mujer atropellada en la calle Jaén. Cuando el agente observa los hechos, sin dudar y aplicando el sentido común y sus conocimientos comienza con los primeros auxilios. Interviene para cortar la hemorragia a la mujer herida y dar aviso a los servicios sanitarios y agentes de la Guardia Civil y Policía Local. La víctima Y.S.A. de 58 años de edad y vecina de Mairena del Alcor, es intervenida en un centro hospitalario, recibiendo 200 puntos de sutura tras la intervención y se recupera satisfactoriamente.

Haciendo una recopilación de los hechos, el accidente como ya hemos comentado anteriormente, ocurre el pasado 19 de octubre alrededor de las 17:45 horas. En ese momento, el agente fuera de servicio que se encuentra circulando por la citada vía, se percata como una furgoneta de color blanco obstruye la circulación y dos personas están pidiendo auxilio. Rápidamente baja de su vehículo y comprueba que hay una persona de pie con una herida inciso contusa de unos 40 cm, desde el tobillo hasta la rodilla.

Tras identificarse el agente como Guardia Civil, pregunta por lo sucedido y las dos personas que se encuentran en el lugar de los hechos, muy nerviosas, y sin saber cómo actuar, manifiestan que la furgoneta atropella a Y.S.A. cuando cruzaba la calle. Que la pierna queda atrapada entre la rueda y el paragolpes de la furgoneta causándole heridas de gravedad. El agente dispone a la víctima en el suelo y con una toalla aplica presión sobre la herida.

Acto seguido, el agente pregunta si están activados los servicios de emergencias a las personas que se encuentran en el lugar, no sabiendo nadie qué responder, dado el evidente estado de nerviosismo. Al no tener un teléfono a mano, el agente le indica a la acompañante de la víctima que se persone en el Puesto de la Guardia Civil para informar de lo sucedido, mientras tanto continua prestando primeros auxilios.

En ese momento, la hija de la accidentada saca otra toalla y al no cesar la hemorragia, el agente aplica un torniquete a la altura de la rodilla hasta la llegada de los servicios sanitarios. Sobre las 17.50 horas llegan al lugar de los hechos agentes de la Policía Local de Mairena del Alcor, dando aviso nuevamente al 112, al tiempo que los agentes de la Guardia Civil llevan a cabo las labores de evaluación de la situación y regulación del tráfico rodado. Al llegar la ambulancia, se traslada a Y.S.A. al Centro de Salud Alcalde Manuel Bustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *