Alegoría a Mairena vuelve a estar en funcionamiento tras la limpieza y restauración

Antonio Gavira ha valorado positivamente la renovación «muy acorde y armónica en cuanto a materiales»

El pasado viernes 28 de julio se puso en funcionamiento la fuente monumental Alegoría a Mairena, en la glorieta José Jiménez Sutil, tras concluir los trabajos de recuperación con todas las garantías de preservación. Estos trabajos comenzaron en mayo, como ya informó este medio. El proyecto de limpieza forma parte de las actuaciones de conservación y restauración de los monumentos de la localidad, llevadas a cabo por el Consistorio.

La reinauguración de la fuente contó con la representación de la corporación municipal y la asistencia del autor de la obra, Antonio Gavira y el hermano de éste y escultor, Jesús Gavira.

El tratamiento ha sido integral, y ello ha comprendido la adecuación del soporte, preconsolidación, limpieza, consolidación, reintegración cromática y volumétrica, además de la protección de la escultura. También se ha sustituido una placa de piedra con leyenda de Serafín Estébanez Calderón, por una réplica en cobre de similares dimensiones, así como el azulejo con la nomenclatura de la zona que luce al margen superior de la base de la fuente.

La adecuación del soporte de la escultura ha consistido en la sustitución de los ladrillos de terracota por piedra de granito, uno de los cambios más llamativos que ha contado con la autorización del autor del conjunto. La restauradora encargada de los trabajos, Marta Jiménez, argumenta el cambio debido a varias razones «la primera es la pérdida de cohesión del material, con lo cual han de ser sustituidos. Si atendemos a criterios de restauración deberíamos sustituirlos por unos idénticos, pero se nos presenta otra problemática».

Antonio Gavira ha valorado positivamente la renovación «muy acorde y armónica en cuanto a materiales». En cuanto al aspecto alegórico, Gavira relata «el simbolismo de la figura, joven y con atuendo andaluz, personifica a Mairena. Portando en su mano derecha los frutos que crecen en la vega como son el olivo, la espiga o la naranja, y el escudo de la localidad en la izquierda, su tradición, su cultura. El pequeño montículo se asemeja a los alcores y unas almenas evocan a nuestro castillo».

Inaugurada en 1963 siendo alcalde Agustín Jiménez Jiménez-Vallejo, la idea era levantar una fuente monumental en la glorieta con la intención de recordar a un mairenero ilustre, José Jiménez Sutil. La fuente monumental sufrió un importante cambio entre los años 2001 y 2002. Se transformó toda la avenida, el paseo anteriormente conocido desapareció dando lugar al actual. En la misma obra se sustituyó la fuente original, que era de la estilística afín a la arquitectura regionalista del arquitecto Anibal González, en forma de margarita y revestida de ladrillo de barro, semejante al actual de la peana de la estatua.

La base de la peana también perdió esta decoración de ladrillos. Por ello, nos encontramos un conjunto que ha sido despojado de su identidad estética original, donde se presentan dos estilos arquitectónicos diferentes, el de la estatua con su peana que son originales, y el resto.

Escribe tu comentario