Actúa rápido ante los síntomas de un ictus

Las primeras tres horas desde el inicio de los síntomas son claves

La Unidad de Gestión Clínica (AGC) de Los Alcores está llevando a cabo una campaña de información sobre el ictus, un problema de salud en el que es de vital importancia una actuación rápida y urgente en el momento en que aparecen los primeros síntomas. El Ayuntamiento ha puesto esta campaña a disposición de la población mairenera en la sección ‘Salud para Todos’ del tema Salud de la web municipal mairenadelalcor.org.

Son numerosos los factores de riesgo que se han relacionado con el ictus, los más importantes son la hipertensión arterial y la edad, pero también destacan el tabaquismo, la diabetes, el consumo de alcohol y otras drogas, las dislipemias, la obesidad, la presencia de cardiopatías embolígenas (fundamentalmente la fibrilación auricular y las valvulopatías) y el sexo. Sin embargo, hay factores de riesgo que se pueden corregir. La AGC Los Alcores ofrece 8 consejos a la población para prevenir un ictus.

El objetivo de esta campaña es mejorar la detección precoz y el control de los factores de riesgo, promover la interpretación correcta de los síntomas de ictus por parte de la ciudadanía para conseguir una accesibilidad rápida y eficaz al circuito sanitario, y garantizar una respuesta rápida y eficaz de la red asistencial ante la sospecha de un ictus, potenciando la coordinación de todos los profesionales y niveles asistenciales implicados.

¿Qué es un ictus?

El ictus son un conjunto de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos que suministran la sangre al cerebro. Este grupo de patologías, conocidas popularmente como embolias, también se denominan accidentes cerebrovasculares (ACV) y se manifiestan súbitamente. El ictus es el equivalente a un infarto de corazón, pero en el cerebro.

¿Cuáles son las señales de alarma?

La detección precoz del ictus es fundamental para diagnosticar qué tipo de accidente cerebrovascular es y suministrar el tratamiento adecuado lo antes posible. De esta manera se puede reducir al máximo sus secuelas y la mortalidad de las personas afectadas.

Las señales de alarma del ictus son las siguientes:

  1. Pérdida de fuerza en la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo, de inicio brusco.
  2. Trastornos de la sensibilidad, sensación de “acorchamiento u hormigueo” de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo, de inicio brusco.
  3. Alteración repentina del habla, dificultad para expresarse, lenguaje que nos cuesta articular y ser entendido por quien lo escucha.

Cuando una persona o alguien de su entorno se percata de que está padeciendo un ictus, debe acudir o ser trasladada lo antes posible a un hospital donde pueda recibir atención medica urgente y que disponga, preferiblemente, de unidades de ictus. Pida ayuda medica lo mas urgente posible llamando al 112 ó 061.

Las primeras tres horas desde el inicio de los síntomas son claves: cuanto más rápido se actúe, el paciente tendrá más probabilidades de recuperarse y menos de quedar con secuelas o de morir. Además, el tratamiento actual para los infartos cerebrales sólo funciona durante las primeras tres horas desde la aparición de los primeros síntomas. Una vez transcurrido este intervalo de tiempo, el tratamiento deja de ser eficaz.

Escribe tu comentario