Endulzando la Navidad

La hermandad de Jesús prepara pestiños para las cestas de Navidad de las familias necesitadas

Además de dedicarse a tareas puramente institucionales, algunas hermandades dedican parte de su labor a la acción social. La fiesta religiosa de la Navidad toca el lado solidario de muchos, y hace que se busquen fórmulas para conseguir que las desigualdades sociales, venidas a más en estos tiempos, no impidan al menos celebrar la fiesta.

Es el segundo año que la hermandad de Jesús organiza la preparación de pestiños, en la que participan hermanos y devotos. La hermandad dedica varios días a su elaboración, desde el momento de empezar a freír hasta repartir a los puntos de destino.

El día central, el sábado, los participantes se coordinan y trabajan en grupos para componer todo un equipo de cocineros. Las bolitas de masa realizadas por los niños pasan a los rodillos, de ahí a los peroles y, finalmente, a la miel, el ajolí y su puesta en cajitas de plástico.

Son unas 100 cajas las que al día siguiente, domingo, se reparten a cada una las organizaciones caritativas que esta semana preparan sus cestas de Navidad: Cáritas de Mairena, el comedor social de San Juan de Dios de la sevillana calle Misericordia, las Hijas de la Caridad de Valdezorras y Nuestra Señora del Águila de Palmete.

Este postre típico navideño ya tuvo éxito el año pasado entre sus receptores. Su degustación da fe de ello.

Escribe tu comentario