Francisco Franco deja de ser Hijo Adoptivo de Mairena

La corporación municipal aprueba la medida por unanimidad. El pleno votó otras cinco propuestas, incluyendo la relativa a la nueva ley del aborto.

eLa corporación municipal se ha reunido este miércoles en pleno para someter a votación los puntos del orden del día que quedaron pendientes la semana pasada. En concreto, se trataba de seis mociones presentadas por los diferentes grupos políticos que, tratadas en las diferentes reuniones oficiales internas, no fueron debatidas en la cita, en la que apenas se alternaron las intervenciones.

Una de ellas era la presentada por el PA en la que proponía retirar el título de Hijo Adoptivo al general Francisco Franco. En su propuesta, el grupo andalucista denunció la forma “extraña, anómala e inadecuada” en la que se concedió tal distinción al militar rebelde en diciembre de 1939, cuando la Guerra Civil se encontraba en sus primeros cruentos episodios, y que ya trataba a Franco de Jefe de Estado. Para los andalucistas maireneros no se debió conceder tal rango a un dictador al que se le adjudican “tintes violentos” y cuya sublevación provocó la desunión de tantas familias españolas, contando con que además no se hizo a instancias propias los ciudadanos.

La propuesta fue aprobada por unanimidad.

Diputación para correr con los gastos del tornado

En otra moción presentada por el PA, el grupo trasladó al pleno instar a Diputación a afrontar gastos del tornado, teniendo en cuenta que los edificios públicos dañados repercuten en el bienestar personal y social de los ciudadanos y que nos encontramos en un momento delicado en cuanto a finanzas.

La propuesta incluía remitir un escrito firmado por el alcalde con el que se solicitase al presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, visitar Mairena y conocer de primera mano los efectos de un tornado para nada adjudicable, dice el texto, a la gestión del equipo de gobierno, sino al azar. La medida fue aprobada por unanimidad incluyendo una enmienda del PSOE en la que se pedía instar a su vez a la Subdelegación del Gobierno.

No al fracking

plenomocionesA propuesta de Izquierda Unida, el pleno también trató el fracking en suelo español y andaluz. Se trata de una técnica de extracción no convencional de gas que, según el texto de IU, es invasora y agresiva con el medio ambiente.

Su impacto sanitario y ambiental pasa por la aparición de gases contaminantes, vertidos e incluso terremotos de pequeña y mediana intensidad. IU condena que sean compañías privadas las que se anteponen a los ciudadanos, actuando a sus espaldas y, dicen, desconociendo estos la técnica.

Por ello, el grupo propuso instar a la Junta a la elaboración de una norma que prohíba la técnica si esta no tiene garantías, así como declarar a Mairena “municipio libre de fracking” y exigir a las Administraciones que antes de otorgar licencias, abran un debate social y pida opiniones a los implicados (Ayuntamientos, ciudadanos…).

El acuerdo fue aprobado por unanimidad con una enmienda del PSOE que, según explicó Santiago Navarro, quiere que no solo se declare a Mairena libre de fracking, sino también a todo Andalucía y España.

El aborto, un tema polémico

La moción presentada por IU en torno al derecho a decidir de las mujeres había generado expectación entre los ciudadanos, especialmente aquellos que pertenecen al movimiento provida, de mucho arraigo en la localidad.

Desde IU se sitúa el derecho a decidir en materia de interrupción del embarazo en una lucha histórica feminista de larga trayectoria, y los movimientos que, entienden, son contrarios a esta lucha tienen que ver con posturas próximas al “fascismo y misoginia”.

La coalición de izquierdas entiende que la interrupción voluntaria del embarazo no debe ser “objeto de intercambio con los estamentos religiosos y sociales más reaccionarios”, y propuso que se instase a la no modificación de la ley en los términos que propone el gobierno, así como a la ampliación de derechos de la actual: despenalización total del aborto, que puedan decidir incluso las mujeres más jóvenes, que puedan abortar las inmigrantes e instaurar un protocolo común en toda la red sanitaria pública.

El pleno rechazó la medida con los votos en contra del PP y el PA y los votos a favor de IU y PSOE (exceptuando la abstención de A. Casimiro Gavira y el voto en contra de José Manuel Navarro, igualmente edil socialista).

Eficacia contra la exclusión social

La moción presentada por el grupo socialista tuvo que ver con un plan de la Junta de Andalucía contra la exclusión social. A través de un Decreto-ley, el gobierno andaluz pretende promover medidas para fomentar la contratación, atender las necesidades básicas de alimentación y afianzar el Servicio de Ayuda a Domicilio.

En el marco de este programa, la cotización exigida a los Ayuntamientos para realizar las contrataciones resultaría muy gravosa para los consistorios, según planteó el grupo socialista, que propuso la petición de exención. Con lo que se ahorrara se podría contratar a un mayor número de personas, según el texto de la moción. La propuesta también incluía el compromiso de complementar con fondos propios del Ayuntamiento la medida.

La propuesta fue aprobada por unanimidad, incluyendo una enmienda planteada por el PA para instar a la Junta a tener en cuenta la participación y aportaciones que desde Servicios Sociales de Mairena (por ser una entidad mejor conocedora de la realidad de su municipio) puedan realizarse a la hora de contratar. Hay que tener en cuenta que la prioridad son personas en riesgo de exclusión social, como sucede, por ejemplo, entre las familias con todos los miembros en paro.

Contra el ERE en la base de Morón

La propuesta del PP llevada a pleno se hacía eco del ERE que afectará, dice el texto de la moción, a 144 trabajadores de los 150 que tiene la empresa “Vinnell, Brown & Root LLC”, concesionaria de los servicios de mantenimiento y otros aspectos. Muchos de ellos son de Mairena. En solidaridad con ellos, el grupo popular, entre otras, insta mediante la propuesta al diálogo urgente, manifiesta su rechazo al despido masivo y propone enviar un escrito conjunto a la empresa y a los dirigentes de la base militar de Estados Unidos para evitarlo.

J. Carlos Copete (IU) argumentó el voto en contra de su grupo explicando que en el ideario de su partido se contempla desde siempre la salida del ejército estadounidense de esta base. Por ello, y aunque denuncian el abandono de los trabajadores, dijo no poder votar a favor cuando lo que piden es el desmantelamiento total de la base y que el Estado dé a los trabajadores otra ocupación que no esté relacionado con “matar a otra gente”.

El alcalde, Ricardo Sánchez (PP), quiso dejar claro que la moción había sido presentada solo por los trabajadores, y que la idoneidad de mantener la base de Morón en manos de EEUU debía ser debatida en otra propuesta. La medida fue aprobada con los votos a favor de PP, PA y PSOE. Se da la circunstancia de que el despido de estos trabajadores coincidará con el despliegue en la base de 550 infantes de marina y 6 aeronaves, como fuerza de respuesta rápida a la crisis en el norte de África y el Sahel.

Escribe tu comentario