El CARE volverá a licitarse y podría terminarlo otra empresa

El pleno lo aprobó por unanimidad sin renunciar a un posible acuerdo de última hora con la actual constructora

Las obras para la terminación del CARE de Los Alcores de Mairena del Alcor, aunque destinado a prestar sus servicios también a El Viso, entran en una nueva fase tras la aprobación por unanimidad y mediante pleno extraordinario de su nueva salida a licitación para los flecos pendientes. Fue el pasado viernes 24 de febrero por la mañana, tras un largo proceso en el que el denominado Proyecto Básico y de Ejecución de “Zona de Especialidades Médicas en Edificio Sanitario” en Parcela Sector n° 1, U.E. S 1/2 en Mairena del Alcor, se ha visto obligado a someterse al dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía, adonde fue llevado por el Ayuntamiento para su resolución o liquidación por incumplimiento de la empresa JRG.

Tras la larga andadura del expediente, el proceso culmina con la autorización al Ayuntamiento para que realice una nueva licitación, dentro de cuyas peculiaridades se ofrece también la posibilidad de un acuerdo ‘in extremis’ entre las partes actualmente vinculadas, aunque en caso de que no llegara a producirse, ello no sería obstáculo para que los trabajos restantes sean concedidos a otra empresa. Para dejar abierta esta panoplia de posibilidades y no hipotecar el futuro de la macro obra, se requería el trámite ahora cursado en el plenario.

De ser así, y según explicó el portavoz del PP Juan Manuel López, el proyecto podría verse abocado a su parálisis hasta que se resolviese el caso judicialmente. Algo que hubiera podido presentarse en el hipotético caso de que la empresa que ahora posee la concesión de la obra, a falta de acuerdo, decidiese recurrir a la vía judicial para resolver el litigio. Esta opción del acuerdo no quedó totalmente descartada en la sesión capitular por los portavoces de las distintas formaciones políticas, que en algunos casos hicieron votos por ella, si bien ahora con el trámite aprobado ya no impediría sacar de nuevo la obra a concurso para la finiquitación, al margen de la andadura judicial del caso.

En el transcurso de la sesión quedó de manifiesto el rosario de vicisitudes por el que está teniendo que atravesar el proceso de construcción del CARE, que corría aún un riesgo más de que en caso de prolongarse el procedimiento por vía judicial (llegado el caso), y era la caducidad y consiguiente extinción del convenio suscrito entre el Ayuntamiento mairenero y la Junta de Andalucía para pagar la obra al 50%, lo que hubiera implicado que recayese sobre el Consistorio el pago de la parte aún correspondiente al SAS, aproximadamente un millón de euros más sobre lo ya aportado.

Tales amenazas, no obstante, quedan ya ahuyentadas tras el paso dado por la Corporación, a pesar de que el debate del punto no estuvo exento de cierta polémica, sobre todo entre el portavoz de IU Carlos Copete y el popular Juanma López. Fue tras atribuir este último la responsabilidad a los pasos dados en la actual legislatura como causantes de la situación, lo cual rechazó López argumentando que el proceso es uno y único, que unos pasos no se entenderían sin los otros, y que él ha estado presente en los mismos tanto a lo largo de la pasada como de la presente. Aun así, Copete deslizó que tal vez hubiera que haber dejado mayor margen de tiempo a la empresa para culminar los trabajos mediante una negociación adicional.

En todo caso, ello implicaría una aportación adicional de fondos, ya que el proceso se ha dilatado tanto que incluso la normativa ha cambiado, obligando a la realización de nuevas obras no previstas por la normativa anterior, por ejemplo en lo que respecta a la sala de radiología, según se aludió de manera expresa en el debate. Un debate que desde IU y el PSOE reclamaron sus portavoces Carlos Copete y Rocío Sutil, respectivamente, que se haga de forma más profunda, en lo que el popular Juanma López coincidió, sosteniendo que hay mucho que contar y debatir, y que daría para hacerlo durante horas.

Escribe tu comentario