Soy Mairena… Soy Feria…, título nobiliario para la Feria de Mairena

La solidaridad en Mairena siempre se ha escrito con mayúsculas. Asociaciones, hermandades, oenegés, etc. se han hecho más grandes rebosando generosidad permanente cada vez que personas o colectivos necesitaban una mano, y siempre a cambio de algo tan simple como una sonrisa, es decir, la felicidad de quien era ayudado.

14 - copia
De izq. a dcha. José Manuel Peña y Antonio Bautista, emprendedores de la virtud. Miren la luz que se enciende sobre sus cabezas cuando se juntan…

Y es tan cierto esto que Mairena no para en el empeño de nuevas formas de solidaridad o ayuda al necesitado. Es bien sencillo el mecanismo: se anuncia una necesidad, de la índole que sea, y ésta llega a oídos de ciertos espíritus inquietos, de los que tenemos extraordinarios ejemplos en Mairena, y éstos no paran casi sin comer ni beber, no siendo esto una exageración, hasta que organizan de forma eficaz una forma de solidaridad, nueva, para contribuir a corazón abierto a esta causa necesitada.

La Feria es para divertirse, pero, ¿quién dijo que sólo para eso? Algunas de las almas más feriantes que, probablemente, jamás dio la Madre de las Ferias, la Feria de Mairena, son además mentes preocupadas en el empeño de que lo que ellos viven  pueda, porque ésta sería la idea de la verdadera Feria, llegar a todos, feriantes o no, de una u otra forma, en la conclusión de que la felicidad es siempre para compartirla.

Y sin más presentación te encuentras con José Manuel Peña y Antonio Bautista, por sus obras los conoceréis, auténticos emprendedores de la virtud, cuyo bien personal lo quieren para los demás, en una actitud monumental como ciertas portadas de la Feria de Sevilla, sin ir más lejos NO8DO y Costurero de la Reina, que llevan el sello de la genialidad nunca más repetida de un José Manuel Peña que ya escribe la historia solidaria de un pueblo desde el reconocimiento agradecido de quienes se emocionaron por su favor. Y este es, también, el monumento que consagra en su corazón Antonio Bautista, incansable en compartir su tiempo, sus conocimientos y sus ganas. Por separado alcanzan la Luna, juntos expanden el universo hasta hacerlo solidario de punta a cabo.

Miki Reportero.
Miki Reportero.

Aquí la responsabilidad es un motor, un motor de 574 caballos como años que respira la Feria de Mairena. Y hay quien no la deja evolucionar a su libre compás, dicen, será solidaria o no será, porque a la felicidad todo el mundo tiene derecho, y José Manuel Peña y Antonio Bautista le ponen ese título y deciden que sea solidaria y llenan de felicidad el corazón de muchas personas con “Soy Mairena… Soy Feria…”, en una especie de título nobiliario que ya vino para quedarse y hacer aún más grande nuestra Feria. Pero, ¿y si nuestra Feria tiene este nuevo título nobiliario, entonces, José Manuel y Antonio no serán los nuevos Nobles de las Causas Necesitadas? Lo hablamos.

Cuando del corazón brota el genio y la generosidad surgen personas como José Manuel y Antonio. Muchas gracias por ser como sois, en nombre de todos.

huchas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *