Las patatas en nuestra casa

Receta de patatas guisadas con huevos escalfados, suave para el estómago en estos días de postferia, o preferia, como quiera verse… Antonio “Pirri” te da la clave

Antonio CardosoSabido es que las patatas quitaron mucha hambre a lo largo de su corta historia. Los españoles las comenzaron a cultivar en el siglo XVI con los incas y su verdadero nombre es papa en “quechua”, pero hasta el siglo XVIII fue confundida con la batata (en las historias de la calle se decía que se le puso patata para que no se llamase como El Papa). En Sevilla fue uno de los primeros puertos donde entró la patata, ya que era el puerto de Indias.

Sus formas de hacerlas son muy diversas: cocidas para aliño, estofadas, fritas, al horno,  en tortillas, etc. En la antigüedad las más efectivas y más normales eran guisadas pues cundían más y eran más baratas de cocinar. Muy típico de nuestras casas eran sin nada o con un huevo cuajado.

Las patatas fritas no comenzaron a cocinarse como tal hasta mediados del siglo XVIII.

Patatas guisadas con huevos escalfados.

Patatas guisadas con huevos escalfados.

RECETA DE PATATAS GUISADAS CON HUEVOS ESCALFADOS

  • 1,5 kg. de patatas
  • 1 cebolla
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 2 rebanadas de pan de barra
  • Unas hebras de azafrán
  • Vino blanco
  • Laurel, sal, aceite de oliva
  • Huevos

Elaboración:

  • Ponemos aceite en una cazuela, doramos el pan y lo pasamos a un mortero.
  • En ese aceite freímos la cebolla y los dientes de ajos cortados a trozos no demasiado pequeños.
  • Cuando estén dorados los incorporamos al mortero. Majamos bien y añadimos el vino. Mezclamos.
  • Partimos las patatas a trozos medianos, las echamos a la cazuela y las rehogamos un par de minutos junto al majado.
  • Salpimentamos, ponemos el laurel, el perejil y las hebras de azafrán, (si no hay azafrán, colorante).
  • Cubrimos con agua y cocinamos hasta que las patatas estén tiernas. Rectificamos de sal.
  • Finalmente, los huevos. Tapamos la cazuela 2 o 3 minutos. Espolvoreamos con perejil y servimos.

Escribe tu comentario